Amnistía critica a la UE por incumplir sus principios con los refugiados

Londres (AFP) -

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional criticó este miércoles a la Unión Europea por incumplir sus principios en materia de recepción de refugiados e inmigrantes.

'Siria tiene millones de refugiados y Europa solo acepta unos miles. Y lo peor, empujan a la gente a embarcarse' en travesías peligrosas en el Mediterráneo por carecer de vías migratorias legales, acusó Salil Shetty, secretario general de Amnistía en una rueda de prensa en Londres.

Amnistía, que este miércoles publicó su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, calcula que 3.400 personas murieron el pasado año en el Mediterráneo al tratar de llegar a Europa en embarcaciones precarias.

Asimismo, señala que el 95% de los 4 millones de refugiados que ha dejado el conflicto civil sirio, que ya dura casi cuatro años, han sido recibidos por los países vecinos de Siria, en particular Turquía y Líbano.

'Los italianos han adoptado una excelente iniciativa con la operación 'Mare Nostrum' (...) pero el resto de Europa no ha asumido sus responsabilidades', criticó Shetty, quien tildó la actitud colectiva de la Unión Europea de 'escandalosa'.

La operación italiana 'Mare Nostrum' de salvamento en el mar concluyó a final del año pasado y ha sido reemplazada por la operación europea 'Tritón'.

Pero contrariamente a 'Mare Nostrum', que pretendía sobre todo salvar vidas, 'Tritón' es sobre todo una operación de control, en general limitada a las aguas territoriales, en la que los países que participan en la misma proporcionan barcos, helicópteros, aviones y expertos para registrar a los migrantes. Este nuevo dispositivo ha sido muy criticado tras la desaparición en el mar de unos 300 migrantes a mediados de febrero.

'La Unión Europea tiene una responsabilidad colectiva de proporcionar vías migratorias legales, regulares y seguras. (...) Ya es hora de que lo haga porque de lo contrario sus llamamientos a respetar los derechos humanos no serán creíbles', exhortó Shetty.

En 2014, más de 218.000 personas trataron de atravesar el Mediterráneo, pero al menos 3.400 perdieron la vida, convirtiendo este trayecto en 'la ruta más peligrosa del mundo', según el Alto Comisionado de Naciones para los Refugiados (ACNUR).